21 mayo 2006

Ensayo de Resistencias. Compresión

a) Número de identificación único del informe: UNE-EN 1926: 1999 Resistencias
b) Número, título y la fecha de edición de esta norma europea: Métodos de ensayo para la piedra natural. Determinación de la resistencia a la compresión. 1999.
c) Nombre y dirección del laboratorio de ensayo y la dirección en donde se realizó el ensayo, si ésta es diferente de la dirección del laboratorio de ensayo: Laboratorio de Materiales de la Escuela Tecnica Superior de Arquitectura de Madrid
d) Nombre y dirección del cliente: David Sanz, profesor del Seminario de Materiales en la ETS Arquitectura (Universidad Politécnica de Madrid). Geólogo (UCM) y Master en Restauracion Arquitectonica (UPM) david.sanz.arauz@upm.es
e) Información del cliente:
- Nombre petrográfico de la piedra: Caliza tipo Novelda
- Nombre comercial de la piedra: Piedra Novelda
- País y región de extracción: España, Novelda (Alicante)
- Nombre del suministrador: Laboratorio de materiales
- Nombre de la persona u organización que llevó a cabo el muestreo: Equipo Sotanodos del Seminario de Piedra Natural
-Acabado superficial de las probetas: Acabados: 1.Normal, 2.Cincelado, 3.Abujardado.
-Fecha de entrada de las probetas: 25 abril 2006.
g) Fecha de preparación de las probetas y la fecha de realización del ensayo: Preparación de las probetas: 25 abril 2006. Ensayo: 11 de mayo 2006
h) Número y dimensiones de las probetas: Seis probetas por acabado de 5x5x2 cm cada una.
i) Acabado superficial de las probetas: Seis probetas “Normal”, seis probetas “Cincelado”, seis probetas “Abujardado”
La resistencia de las probetas a compresión se determina con una máquina que aplica progresivamente una fuerza con una velocidad constante hasta que la muestra se rompe. La máquina nos devuelve el valor de la fuerza en kg para obtener el dato en KN multiplicamos por la gravedad (9,8 m/s2).
Los pasos a seguir en el ensayos son los siguientes:
1. Colocar la probeta sobre la placa metálica extraíble de la máquina.
2. Depositar la placa con nuestra probeta sobre la placa fija inferior.
3. Mediante una manivela aproximamos la placa inferior con nuestra probeta hacia la placa superior.
4. Una vez que la probeta esté en dicha posición accionamos la máquina observando el aumento de la fuerza ( esta fuerza se aplica a una velocidad constante).
5. En el momento que la probeta rompa la fuerza deja de ascender y debemos apagar la máquina. EL valor de la fuerza en el que la máquina se detuvo es la fuerza que es capaz de soportar nuestra probeta, para calcular la resistencia lo dividimos por el área (en el caso del ensayo: 25 cm2).
RESULTADOS
RESULTADOS COMPARATIVOS:
OTROS INDICADORES:
Para completar nuestro estudio sobre el comportamiento de la caliza novelda a compresión decidimos realizar otros cálculos que arrojaran valores de carácter más fiable. Para familiarizarnos con estos términos hemos adjuntado las definiciones de los más relevantes.

Desviación estandar
La desviación estándar (o desviación típica) es una medida de dispersión de los datos del valor promedio, de gran utilización en la estadística descriptiva. Es una medida (cuadrática) de lo que se apartan los datos de su media, y por tanto, se mide en las mismas unidades que la variable. Dicho de otra manera, la desviación estándar es simplemente el "promedio" o variación esperada con respecto de la media aritmética.
Para conocer con detalle un conjunto de datos, no basta con conocer las medidas de tendencia central, sino que necesitamos conocer también la desviación que representan los datos en su distribución, con objeto de tener una visión de los mismos más acorde con la realidad a la hora de describirlos e interpretarlos para la toma de decisiones.
La desviación estándar puede ser interpretada como una medida de incertidumbre. La desviación estándar de un grupo repetido de medidas nos da la precisión de éstas. Cuando se va a determinar si un grupo de medidas está de acuerdo con el modelo teórico, la desviación estándar de esas medidas es de vital importancia: si la media de las medidas está demasiado alejada de la predicción (con la distancia medida en desviaciones estándar), entonces consideramos que las medidas contradicen la teoría.
De hecho específicamente la desviación estándar es "el promedio de la distancia de cada punto respecto del promedio". Se suele representar por una S o con la letra sigma.
Coeficiente de variación
Se define como el cociente entre la desviación típica y el valor absoluto de la media aritmética. Se emplea para comparar el grado de dispersión de dos distribuciones. El Coeficiente de variación representa el número de veces que la desviación típica contiene a la media aritmética y por lo tanto cuanto mayor es el Coeficiente de variación mayor es la dispersión y menor la representatividad de la media.
Desviación estandar logarítmica
Si el rango de variación de nuestros datos es muy amplio, podemos plantearnos usar una escala logarítmica. La escala logarítmica es apropiada solamente en una escala de proporción.
Cuantil
El cuantil es establecido mediante acuerdos y se presenta en las normas como una exigencia o referencia fija.

Por último decidimos representar de forma gráfica los resultados de la desviación estándar puesto que mostraban valores muy significativos de nuestro ensayo. Con este gráfico podemos llegar a la conclusión de que el acabado en la caliza novelda no influye de forma sustancial en su comportamiento a compresión.

Si dibujamos tres áreas, variando cada una de ellas del valor mínimo de cada acabado al máximo (incluyendo por tanto el valor medio) observamos que estas áreas se superponen; ninguna de las áreas queda exenta lo que nos lleva a la conclusión de que los valores que obtuvimos no son lo suficientemente distantes como para establecer una diferencia notable en la resistencia a compresión por tipo de acabado.

03 abril 2006

Ampliación de la Universidad de Salamanca

Los edificios nobles de la Universidad de Salamanca, la cara más famosa de esta institución académica, se construyeron con piedra de Villamayor. Sillares con solera que nacieron como turrón blando y hoy cumplen con firmeza ocho siglos de existencia. En una comunidad con población envejecida, Villamayor es uno de los municipios más jóvenes de Castilla y León, a sólo tres kilómetros de Salamanca, siguiendo el curso del río Tormes. La universidad urbana que fundó en 1218 el rey Alfonso IX de León quiere ahora adornarse con un moderno campus a la americana en la rivera de Villamayor. El proyecto, a cargo del arquitecto Pablo Campos Calvo Sotelo, tiene una acusada vocación mediambiental, está inspirado en la plaza Mayor de Salamanca y en el antiguo claustro de la universidad, pretende recuperar la rivera como espacio verde y deportivo y, por supuesto, los edificios serán la metáfora de los sillares de piedra de la zona. "Se trata de un campus didáctico, donde la arquitectura y el espacio físico sean algo más que el contexto para convertirse en objeto de estudio, en materia curricular. La calidad del entorno es importante para la calidad de la educación. ¿Acaso no es importante la casa donde uno vive?", explica el autor del proyecto.
El nuevo campus, que hoy se presenta, albergará la Facultad de Ciencias Agrarias y Medio Ambientales, que contará con sus campos de cultivo y sus invernaderos y con un parque que se extenderá como una serpiente a la orilla del Tormes. Los alumnos podrán ver crecer a lo largo de 3,6 kilómetros las especies autóctonas, que se colarán entre los edificios, "para estudiar en y de la naturaleza". El resto serán centros para la investigación. Ya se está levantando el Hispanoluso de Investigaciones Agrarias y se proyecta el de Neurociencias. "Hay 15 o 20 empresas que han decidido instalarse en este parque científico", explica el rector de la universidad, Enrique Battaner. Cuenta también que en Villamayor se ubicará la Ciudad de las Teconologías de la Comunicación aplicadas a las bellas artes, con su centro de investigaciones. Todo cuenta, por ahora, con financiación europea, española y de la comunidad autónoma. El Grupo Santander y algún empresario de la zona aportarán recursos privados. "Será una fuente de empleo de alta cualificación", defiende el rector. "La Consejería de Medio Ambiente está interesada el el Parque Ripario [el espacio verde que bordea el río]", añade Battanner. El proyecto tiene un presupuesto de ejecución de 50 millones de euros.
Proyecto especial
En el plano sentimental, considera el rector que la Universidad de Salamanca tiene así la oportunidad de pagar a Villamayor lo que esa tierra dio a la más famosa institución académica hispana del siglo XIII. La colaboración entre ambos goza hoy de buena salud: Villamayor ha cedido las 37 hectáreas que ocupará el proyecto sin pensarlo dos veces. Una comisión de trabajo paritaria se encargará de que la unión sea fructífera. "Es incalculable lo que este proyecto supone para el municipio. Villamayor será un pueblo universitario. El proyecto es espectacular, diferente, moderno. Es especial". La alcaldesa, Elena Diego, no disimula su emoción ni el interés que para el municipio tiene el nuevo campus salmantino. "Estamos redactando ahora la nueva ordenación urbana, decidiendo qué pueblo queremos, y el campus será parte de él". A cambio esperan un trato especial para los niños de Villamayor que lleguen a la universidad y la permanente colaboración para compartir espacios deportivos y lúdicos.
Aún sin comenzar, el proyecto ya ha recibido el primer premio internacional de Arquitectura Educativa, que otorga el organismo DesignShare/SCN Awards Program.
Las fotografías virtuales del nuevo campus dejan ver el Jardín de las Artes, un espacio verde donde colocar esculturas y donde se levantarían las casas-taller de los artistas. El arquitecto habla también del Paleotormes, porque el nuevo campus, dice, alojaría fósiles de la zona, como algún enorme caparazón de tortuga que conserva la universidad.
"Habrá aparcamientos fuera del campus porque será peatonal por completo, con transporte público y carriles-bici", dice Pablo Campos Calvo Sotelo. A un kilómetro y medio está el casco antiguo de Villamayor, un pueblo en el que viven 8.000 personas -seiscientas y pico hace 20 años-, y que se ha extendido en urbanizaciones con campo de golf. Es lo que llaman en el ayuntamiento el sector 14.
El campus de la Universidad de Salamanca no está sólo en la ciudad. Tienen centros académicos en Zamora, en Béjar y en Ávila. Y ahora este de Villamayor, de grandes dimensiones, que pretende imprimir en sus piedras la modernidad de un conjunto universitario "donde el hombre interaccione con el medio físico". Todos coinciden en que la belleza del entorno hace especial el proyecto. Y sus características naturales modificarán algunas costumbres, por ejemplo ésta que apunta el rector: "En nuestra universidad siempre ha sido clásico el atletismo. Ahora queremos potenciar los deportes de agua, la natación, el remo". El río ya estaba hace ocho siglos. Ahora sólo faltan las piraguas.

25 marzo 2006

Palacio de Riofrio

ORÍGENES DEL PALACIO
A principios del siglo XVIII el bosque de Riofrío era un famoso lugar de caza que Felipe V tenía arrendado para sus cacerías. La construcción del Palacio de Riofrío se debe a la iniciativa de su segunda esposa Isabel de Farnesio, quien reinando ya su hijastro, Fernado VI, temía quedar privada del palacio y jardines de La Granja, por ello en 1751 compró al Marqués de Paredes la dehesa y coto redondo de Riofrío, donde a partir del año siguiente hizo construir el Palacio del mismo nombre.
Isabel deseaba construir un gran palacio para regalárselo a su otro hijo, por ello toda la financiación de la obra corre a su cargo. Ésta solo visitó Riofrío en dos ocasiones una para tomar posesión del terreno y otra para vigilar las obras.
Las obras comenzaron en 1752 y el arquitecto que diseñó el conjunto era un italiano llamado Virgilio Rabaglio, que vino a España como ayudante de Sachetti para la obra del palacio Real de Madrid. De Rabaglio podemos decir que era un arquitecto experimentado, con años de oficio antes del encargo de Riofrío.
Su finura y su talento se ensombrecieron con una circunstancia adversa: Rabaglio fue obediente a Scotti, un poderoso marqués que gozaba de la confianza plena de la reina. Scotti quería hacer en Riofrío lo que no había podido hacer en Madrid, donde Sachetti se resistió a acatar sus órdenes. Así tenemos en Riofrío un proyecto al gusto del marqués, un palacio a imagen y semejanza de su modelo madrileño, pero más pequeño, más escueto, pero de líneas más finas y elegantes.
La primera piedra se colocó en la fachada norte, junto a la capilla en octubre de 1752. Scotti había muerto algunos meses antes, con lo que Rabaglio dejaba de contar con su gran valedor. Este hecho, junto con su mala relación con los contratistas Andrea Rusca y Bartolomé Reale y con el juez veedor del Real Sitio Juan de Berueta, hizo que Rabaglio fuera destituido un tiempo después. Le sucede en la dirección de la obra Fraschina, sustancialmente inferior en talento y pericia al italiano. Aún así los planos no se alteraron y el proyecto inicial se mantuvo hasta el final. Una segunda fase constructiva de cuatro años, desde 1753 hasta 1757, dirigida por Fraschina y su equipo, completó el palacio hasta los 15 metros, cerrando las bóvedas del nivel principal. Sólo un punto de calidad en estos años lo constituye la llegada al proyecto del arquitecto francés Marquet, de cuyo diseño nos quedan en Riofrío las puertas de curvilíneos cuarterones muy elegantes, las carpinterías y las acertadas balaustradas de las escaleras. Fraschina moría en 1757 haciéndose cargo de la obra Pedro Sermini, quien cede la responsabilidad, por último, al español José Díaz Gamones, que estaría al cargo hasta 1766. En este período ocurre un hecho sustancialmente importante, en 1759 muere Fernando VI. Isabel fue llamada a ejercer la regencia y su proyecto de hacer en Riofrío un "Sitio Real" semejante al de La Granja, fue relegado.
La pérdida de interés de Isabel y de su hijo, y la aparición de multitud de problemas como el frío, el hambre, la escasez de agua y la peste, prolongó la construcción del Palacio hasta 1766. Ese mismo año muere Isabel de Farnesio rematándose el Palacio y su ala oriental con parte de sus bienes testamentarios. Asombrosamente se quedó sin hacer el ala occidental, para la cual, y por imposiciones tipográficas se había preparado una colosal obra pétrea, hoy llamada las murallas o los murallones para que sirviera de base y cimiento a ese ala occidental que nunca se hizo. Ésta obra de los murallones es impresionante por su grandeza, su extensión y su laboriosidad, constuyen un verdadero monumento a una obra inconclusa, a unos cimientos sin más edificación.
Otra pieza de la obra de grán interés es un pequeño muñón edificado, hoy exento, que hacía de cuerpo de enlace entre la fachada occidental del Palacio y la nueva ala sin construir. Este cuerpo aloja una escalera helicoidal, de fábrica exenta, aislada e incompleta que constituye toda una leccion de buen hacer constructivo.
De esta manera se completó, o se dejó incompleto, el Palacio de Riofrío, y el aspecto que presentaba hacia 1770 debía ser muy similar al que hoy tiene.

DESCRIPCIÓN
Riofrío, a 1054 metros de altura, es un gran palacio a la italiana, un cuadrado perfecto de 84x84 metros, situado en un teso colocado en el saliente sur del bosque o soto del mismo nombre. Accediendo al lugar desde el nordeste, la carretera serpentea ganando altura y Riofrío se presenta como una gran maqueta palatina, de tamaño natural, fría, elegante y escueta.
Si se accede desde el sur se enfila el eje principal con la fachada meridional al frente y se divisa su patio de armas extrañamente abierto, echándose de menos el ala occidental que nunca se hizo.
Riofrio es un cuadrado perfecto en planta, con un patio interior también cuadrado de 30,70 metros de lado. Su esquema básico es heredero directo del Palacio Real de Madrid, pero incorporando las correcciones que Scotti anhelaba.
Las cuatro fachadas se orientan a los cuatro puntos cardinales, La principal es la sur, por donde se produce el acceso regio, con el esquema soberbio que podría haber tenido el Palacio madrileño: una gran entrada de carruajes, que se detenían al pie de una doble escalera imperial que subía majestuosa a la planta principal.
Más modestas aunque elegantes son las entradas secundarias, desde las fachadas este y oeste para ganar igualmente el patio central, y en el cuerpo norte, como en Madrid, se sitúa la capilla real, de planta elíptica, excesivamente forzada por la escasa dimensión de la crujía en la que se inscribe.
El esquema es el madrileño, pero hecho de una manera contenida, refinada y en tono menor. La planta cuadrada presenta retallos en las esquinas, recordando levemente los alcázares torreados, mediante una abstracción elegante y geométrica. Quizá esa es una de las ideas claves del Palacio, la geometría y la carga de racionalismo gráfico que dicha geometría comporta. Esta estricta geometría queda reflejada tanto en planta como en fachadas como en las propias escaleras cuya disposición es de una extraordinaria disciplina geométrica de sumisión a los ejes. En las fachadas: un pórtico granítico de tres hiladas, una planta baja revocada en tono rosa, con hueco vertical muy clásico rebordeado de piedra, que termina en una leve cornisa; la planta principal con huecos algo más ornados, alternando frontón triangular con el remate curvo. Encima de todo ello la balaustrada que alterna paños ciegos y calados con el mismo ritmo impuesto por la fachada. Y al final los adornos, los jarrones floridos de caliza rosa de sepúlveda que rematan los ejes verticales.
Convendría hacer una pequeña reseña sobre los jardines que nunca se hicieron. Rabaglio tenía en proyecto el acompañamiento de un jardín, probablemente en las fachadas oeste, norte y este, pero su despedida de la dirección de as obras privaron al palacio de un jardín lleno de agua y fuentes. El propio Rabaglio había proyectado una presa en un río próximo para proveer de agua a la obra y a las instalaciones hidráulicas del futuro jardín.
Por último es importante resaltar su privilegiada situación puesto que obedece a la curiosa idea de implantar un palacio urbano en medio del campo, sin duda una elección del propio Rabaglio. Este efecto viene reforzado por no haberse llegado a construir los edificios de servicio ni los jardines en su mayor parte, quedando el Palacio en un romántico aislamiento con cierto aire pintoresco.
FICHA DE DATOS
Ubicación: Navas de Riofrío (Segovia)
Arquitectos: Virgilio Rabaglio, Carlos Fraschina, Marquet, Pedro Sermini, José Díaz Gamones
Encuadre histórico. Orígenes y evolución del templo: La obra se inicio el 24 de octubre de 1752 a cargo de una compañía de maestros italianos encabezados por Andrés Rusca y Bartolomé Reale. Puesta la primera pierda, la construcción avanzó durante un año bajo la dirección de Virgilio Ravaglio con Carlos y Juan Fraschina como ayudantes; pero los desacuerdos entre los maestros y el arquitecto acabaron con la marcha de este en febrero de 1753.
Ravaglio protestaba porque los asentistas hacían los cimientos fuera del lugar trazado y más gruesos de lo que debían para cobrar más y por la mala calidad de la labra en los bloques de piedra.
Pese a haber dirigido las obras solamente unos meses, sus planos fueron seguidos por sus seguidores, que fueron Carlos Fraschina (hasta su muerte en 1757), Pedro Sermini, y finalmente, José Díaz Gamones. La fase más activa correspondió a los años 1755-57, empujada por el entusiasmo de la Reina. La obra se acabó en 1759, aunque los remates no culminaron hasta 1766.
Tras la muerte de Isabel de Farnesio, los monarcas siguientes utilizaron Riofrío exclusivamente como pabellón de caza. A pesar de ello, su solidez no hizo precisas obras de conservación importantes, solamente se realizaron obras de decoración con papeles pintados.
Sistema constructivo: Abovedado
Materiales: Caliza rosa de Sepúlveda
Situación legal: Patrimonio Nacional
Dimensiones: Planta 84x84
Situación actual: El Palacio de Riofrío alberga en la actualidad un Museo de Caza, creado en 1765. De tener que existir en la actualidad un museo dedicado a esta ancestral actividad, éste será probablemente el lugar apropiado para ello, debido tanto a la gran afición de Isabel de Farnesio, impulsora de la construcción del palacio, y de su hijo el infante Don Luis, como por la gran cantidad de fauna venatoria que contiene el bosque que lo circunda.
Es un completo repaso a todo el proceso histórico de la caza, desde los tiempos primitivos hasta los modernos, y presenta multitud de animales fruto de una perfecta labor taxidermista. Su decoración artística es desbordante: pinturas de los grandes maestros, como Velázquez, Rubens, Giusseppe Bonito, Toribio Álvarez...; tapicerías del siglo XVIII de la Real Fábrica de Santa Bárbara; esculturas, mobiliario y armas antiguas de incalculable valor histórico.
El Palacio fue restaurado por Diego Méndez en 1945, y posteriormente Ramón Andrada cambió gran parte de los pavimentos de baldosas por mármol en 1965, cuando se montó el “Museo de la Caza”. Estos últimos años se ha restaurado la planta baja para albergar el almacén de muebles, obra dirigida por Juan Hernández y Mª Luisa Bujarrabal.
Bibliografía consultada:
La arquitectura de los Sitios Reales : catálogo histórico de los palacios, jardines y patronatos reales del Patrimonio Nacional
Sancho, José Luis
Editor: Patrimonio Nacional
Fecha de pub: 1995
Páginas: 694 p.
Palacios Reales del Patrimonio Nacional
Hernández Ferrero, Juan A.
Editor: Lunwerg
Fecha de pub: 1997
Páginas:517 p.
Palacios reales en España : historia y arquitectura de la magnificencia
Editor: Fundación Argentaria
Fecha de pub: 1996
Páginas: 180 p.
Palacios Reales del Patrimonio Nacional
Collazos, Oscar
Editor: Lunwerg
Fecha de pub: 1988
Páginas: 108 p.

24 marzo 2006

Libro "PIEDRA DE MADRID"

El libro ha sido editado por la Consejería de Economía e Innovación Tecnológica de la Comunidad de Madrid y la Asociación de la Piedra de la Comunidad de Madrid para presentar en el mercado la marca “Piedra de Madrid” que identifica y representa a todos los productos de piedra natural de esta Comunidad.
Resaltan los importantes recursos de rocas ornamentales disponibles en su territorio, que han favorecido el gran desarrollo de la construcción y la han situado en puestos punteros dentro del contexto nacional e internacional. Conscientes de las características de la industria extractiva, inciden en la idea de mantener un equilibrio difícil pero imprescindible entre los intereses territoriales, ambientales, económicos y sociales.
El libro desarrolla estas ideas haciendo un recorrido por los distintos aspectos imprescindibles a conocer sobre el mundo de la piedra en Madrid. Comienza narrando una breve evolución sobre el tema en el capítulo titulado Historia, explicando una serie de lugares de especial interés: Afloramientos ruiniformes graníticos de La Pedriza, el Monasterio de El Escorial, el Monasterio de las Descalzas, esculturas como Neptuno y Cibeles, Nuevos Ministerios, la Puerta de Alcalá o el Museo del Prado, por ejemplo.
En el siguiente capitulo, Geología, desarrolla más en profundidad las diferentes zonas geológicas de la Comunidad: Dominio Hercínico (en la zona septentrional) y Cuenca de Madrid (en la cuenca del Tajo). Además incluye un gráfico en el que se localizan con claridad los lugares donde encontramos granitos y calizas, las piedras más representativas. Tanto es así que en el capítulo La Piedra Natural y su explotación, se centra en estos dos tipos. Sobre el granito explica los métodos de extracción y manipulación, mostrando, a su vez, unas imágenes con gran definición de los diferentes acabados que puede tener (abujardado, flaneado y pulido). En cuanto a la caliza, se centra el la de Colmenar de Oreja, al ser la primera piedra usada para ornamentar.
Por último, dado su interés en el tema, recoge el capítulo Acciones Medioambientales. En él expresan los variados sistemas de recuperación de las canteras, tales como el uso agrícola y forestal, haciendo especial hincapié en la idea de que es una obligación de las empresas controlada por la Dirección General de Industria, Energía y Minas dependiente de la Consejería de Economía e Innovación Tecnológica.
Podéis descargaros el libro pinchando aquí.

Libro "LOS REVESTIMIENTOS DE PIEDRA"

El libro detalla a través de numerosos ejemplos las diferentes opciones técnicas que ofrece un material como la piedra sin olvidar los aspectos compositivos. Partiendo de una introducción histórica para resaltar la importancia de la piedra, profundiza en la situación actual y termina con la proyección futura del uso de este material.
Nos introduce en el tema haciendo un análisis de la fachada actual. A continuación describe la fachada ventilada a través de numerosos ejemplos de los tipos de anclaje, placas, aislamientos y soportes. Para no olvidar los aspectos compositivos o las sensaciones que aportan los diferentes materiales hace una reflexión sobre el dibujo y la textura de la piedra, hablándonos de la variedad de despieces, las juntas o las múltiples trasgresiones al plano. A continuación se explican los diferentes sistemas de fijación: vista o con soportes de piedra; los tratamientos posibles del perímetro de la fachada: remates superiores, esquinas y remates inferiores, y por último las diferentes posibilidades de tratamiento del hueco.
La parte final del libro trata sobre el futuro de los revestimientos de piedra. El uso de la piedra en estos últimos años está pasando por un período de cierta decadencia debido al gran auge de materiales como el vidrio o el acero, aquí se hace especial hincapié en las innovaciones que se están llevando a cabo en el campo para paliar este hecho, como son los nuevos sistemas de adherencia, la hoja autoportante o los intentos por conseguir la desmaterialización del aplacado. Además se explican las múltiples posibilidades de la piedra en la actualidad donde se conjugan la larga tradición de este material y las técnicas del momento, como son el eclecticismo, la independencia de planos, la diversidad de perspectivas o los planos plegados.
Los autores, Jaume Avellaneda e Ignacio Paricio, tienen una colección de libros relacionados con temas constructivos, con una estructura muy similar a éste. Tratan temas como las fachadas de ladrillo, las cubiertas solares, incluso tienen uno sobre vocabulario de términos constructivos. La mayoría están en la Biblioteca de la ETSAM y en el COAM pero también están a disposición en la diferentes puntos de la red como librotecnico y agapea.

18 marzo 2006

Libro "ARQUITECTURA EN PIEDRA"

David Dernie es arquitecto y profesor en Universidad de Cambridge, donde dirige un estudio de diseño e investiga el uso de los materiales en arquitectura.
En este libro hace una reflexión sobre cómo se utiliza la piedra en la actualidad, se plantea cómo ante la evolución del diseño contemporáneo, sorprende constatar que los libros de historia contemporánea de Benevolo ni Pevsner no aparecen ejemplos en piedra ya que se contradice con la imagen popular del movimiento moderno.
Pero el arquitecto contemporáneo sí construye en piedra, busca en sus valores el medio para expresar sus ideas. Por encima de todo está la permanencia de la piedra que cada vez se usa más para expresar estabilidad social o para asentar las formas de otro modo de fluidas de arquitectura contemporánea. En este caso la uniformidad de la piedra transparente y el ritmo monótono del revestimiento se yuxtaponen a las cualidades de peso, opacidad y variedad de pátina que ofrece la piedra.
Este libro analiza el papel específico de este material en una oportuna nueva valoración de ideas que apuntalan el renacimiento actual de arquitectura piedra. La introducción revela las posibilidades expresivas de la piedra, describe las nuevas tecnologías que hacen posible las nuevas formas de ese material y ofrece una interpretación basada en el conocimiento del autor en temas materiales técnicos y teóricos. Se estudian treinta y tres ejemplos en todo el mundo, entre ellos la obra de Kengo Kuma, Renzo Piano, Eduardo Souto de Mora...
El libro se organiza en una introducción y tres capítulos. La introducción, El poder de la piedra, desarrolla temas en torno a conceptos como la tierra cielo y piedra, apilar, ligereza, horizontes y ruinas. El primer capítulo, Construcción en piedra, explica las técnicas de extracción, el concepto de piedra artificial, la manipulación y las técnicas del cantero. El segundo capítulo, Paisajes petrificados, y el tercero, Piedras urbanas, se desarrollan a partir de ejemplos de obras de los arquitectos mencionados anteriormente.
El libro está a disposición en la Biblioteca de la ETSAM y de la EUATM.

27 febrero 2006

Bibliografía de piedra natural

BIBLIOTECAS UPM

  1. Diccionario de términos de la piedra natural e industrias afines
    E.U. de Arquitectura Técnica
  2. La epopeya de la piedra : evolución arquitectónica de la basílica cristiana desde Roma hasta la catedral gótica
    Gómez y Gónzález de la Buelga, Juan
    E.T.S. de Arquitectura y E.U. de Arquitectura Técnica
  3. Las rocas en la construcción
    Arredondo y Verdú, Francisco
    E.T.S.I. de Montes
  4. Estereotomía y talla de la piedra
    Rabasa Díaz, Enrique
    E.T.S. de Arquitectura
  5. La piedra como motivo para la Arquitectura
    Sobrino González, Miguel
    E.T.S. de Arquitectura
  6. Manual para el uso de la piedra en la arquitectura
    López Gonzalez-Mesones, Fernando
    E.T.S. de Arquitectura y E.U. de Arquitectura Técnica
  7. Conservación y restauración .La Piedra.Material base.Reinterpretación de los factores de riesgo.Contaminación y Patrimonio:punto de vista del restaurador
    Cabrera, José María
    E.T.S. de Arquitectura
  8. Forma y construcción en piedra: de la cantería medieval a la estereotomía del siglo XIX
    Rabasa Díaz, Enrique
    E.T.S. de Arquitectura y E.U. de Arquitectura Técnica
  9. Metodología de estudio de la alteración y conservación de la piedra monumental
    Gómez de Terreros Guardiola, María Gracia
    E.T.S. de Arquitectura, E.T.S.I. de Caminos, Canales y Puertos, y E.U. de Arquitectura Técnica
  10. El esqueleto de piedra : mecánica de la arquitectura de fábrica
    Heyman, Jacques
    E.T.S. de Arquitectura, E.T.S.I. de Caminos, Canales y Puertos, E.U. de Arquitectura Técnica, y E.U.I.T. de Obras Públicas
  11. Resistencia al deslizamiento en pavimentos de piedra natural y derivados del cemento
    Soto García, Mario
    E.T.S.I. de Minas
  12. Manual de diagnosis y tratamiento de materiales pétreos y cerámicos
    Esbert, Rosa María
    E.T.S. de Arquitectura y E.U. de Arquitectura Técnica
  13. Valoración del deterioro y conservación en la piedra monumental
    Añorbe Urmeneta, Mónica
    E.T.S. de Arquitectura, E.T.S.I. de Caminos, Canales y Puertos, E.U. de Arquitectura Técnica, y E.U.I.T. de Obras Públicas
  14. Carne y piedra : el cuerpo y la ciudad en la civilización occidental
    Sennett, Richard
    E.T.S. de Arquitectura
  15. Manual del granito para arquitectos
    Fernández Madrid, Joaquín
    E.T.S. de Arquitectura
  16. Mármoles y otras piedras naturales
    Federacion Española de la Piedra Natural (Madrid)
    E.T.S.I. de Minas y E.U. de Arquitectura Técnica
  17. Pizarras de España
    Federacion Española de la Piedra Natural
    E.T.S.I. de Minas y E.U. de Arquitectura Técnica
  18. Granitos de España
    Federacion Española de la Piedra Natural
    E.T.S.I. de Minas y E.U. de Arquitectura Técnica
  19. La madera y la piedra en los monumentos : [Curso sobre la madera y la piedra en los monumentos, celebrado en Toledo los días 6, 7, y 8 de noviembre de 1989]
    E.T.S. de Arquitectura y E.U. de Arquitectura Técnica
  20. Diagnosis y tratamiento de la piedra
    Alcalde Moreno, Manuel
    E.T.S.I. de Caminos y Canales y Puertos
  21. Los revestimientos de piedra
    Avellaneda, Jaume. Paricio, Ignacio
    E.T.S. de Arquitectura
  22. Piedra de Madrid
    Dirección General de Industria, Energía y Minas
    E.T.S de Arquitectura
  23. Arquitectura en piedra
    Dernie, David
    E.T.S. de Arquitectura y E.U. de Arquitectura Técnica
  24. Normas Tecnológicas de la Edificación Revestimientos de suelos de piedra España
    Ministerio de la Vivienda
    E.U. de Arquitectura Técnica
  25. Piedras, granitos y mármoles
    Samsó López, Eduardo
    E.T.S.I. de Montes
  26. Cantería de edificación : información y normas sobre el uso adecuado de la piedra y de los métodos a adoptar en su aplicación a la construcción moderna
    Warland, E. G.
    E.T.S.I. de Montes, E.T.S.I. Navales, E.U. de Arquitectura Técnica, y E.U.I.T. Industrial
  27. Construcciones en ladrillo y piedra : con especial referencia a los edificios
    Walbe, H.
    E.T.S. de Arquitectura, E.T.S.I. Navales, y E.U.I.T. Industrial
  28. Piedras naturales y artificiales
    Granda y Callejas, Bernardo
    E.T.S.I. de Caminos, Canales y Puertos, E.T.S.I. Industriales, E.T.S.I. de Minas, y E.T.S.I. de Montes
  29. Estereotomía de la piedra
    Rovira y Rabassa, Antonio
    E.T.S. de Arquitectura, E.T.S.I. de Caminos, Canales y Puertos, E.T.S.I. Industriales, E.T.S.I. de Minas, y E.U.I.T. Industria

CASA DEL LIBRO

  1. El escorial: metafora en piedra (artes y artistas)
    de Fernández-alba, Antonio
    Consejo superior de Investigaciones Científicas
  2. Arquitectura en piedra
    de Dernie, David
    Blume
  3. El esqueleto de piedra
    de Heyman, Jacques
    Instituto Juan de Herrera
  4. Tratamiento y conservación de la piedra en los monumentos
    de García de Miguel, José María
    Colegio oficial de aparejadores y arquitectos técnicos de Madrid
  5. Tratamiento y conservación de la piedra en los monumentos
    de Garcia de Miguel, José Maria
    Colegio oficial de aparejadores y arquitectos técnicos de Madrid
  6. Las piedras de Venecia
    de VV.AA.
    Colegio oficial de aparejadores y arquitectos tecnicos de Murcia

26 febrero 2006

Puente de Segovia



El puente de Segovia es uno de los más importantes de la ciudad de Madrid. Cuando Felipe II instaló su corte en Madrid en 1561 la ciudad no contaba con vías urbanas e infraestructuras suficientes para hacer más fácil el acceso a su residencia en el Alcázar. Por esta razón se pusieron en marcha algunos proyectos de reforma, como por ejemplo, la creación de la calle Real Nueva, que en realidad venía a ser la remodelación y nivelación del trazado de la calle de Segovia con objeto de canalizar el tráfico de carruajes y abastos hacia el oeste y de abrir un acceso transversal más directo hacia el Alcázar. Esta calle Real Nueva estaría precedida por un nuevo puente que se habría de construir sobre el río Manzanares en sustitución de los dos que había y que se conservaban en mal estado. De todo este proyecto sólo se construyó el Puente de Segovia y se retranquearon algunas casas para alinear la calle de Segovia hasta su encuentro con la iglesia de San Pedro.

El monarca, que convirtió a Madrid en villa y corte, nombrándola capital, sentó las bases que la transformarían en una ciudad moderna y equipada. Desde que comenzó su reinado hasta que se extinguió su dinastía un siglo y medio después, un pequeño pueblo que en 1513 tenía 3.000 habitantes se convirtió en una ciudad de más de 40.000.

El Puente de Segovia se cree que fue construido, aunque todavía no hay un acuerdo definitivo sobre la fecha exacta, entre 1574 y 1584 por el arquitecto Gaspar de Vega y a su muerte por Juan de Herrera, el mismo que construyó El Escorial. El puente se basa en una estructura en granito de nueve arcos de medio punto almohadillados que decrecen simétricamente hacia ambos lados. Está labrado con sólidos almohadillados de granito, que se prolongan formando aletas. La obra está coronada por un antepecho de la misma piedra. Sobre él, hay varias bolas de granito, un adorno característico de la arquitectura de finales del siglo XVI y principios del XVII. En 1648 tuvo que ser reparado el tablero superior por el arquitecto José de Villarreal, y en 1704 Teodoro Ardemans construyó una puerta en su frente para dotar de mayor magnificencia esta entrada de la Corte. Durante la Guerra Civil quedó totalmente destruido y aprovechando que iba ser reconstruido se le dio mayor anchura. Hasta bien entrado el siglo XX la imagen de los lavaderos y de los tendederos dominó ambas márgenes del río Manzanares. Madrid no era una excepción con respecto a otras ciudades y pueblos de la época, de hecho las lavanderas constituían un gremio de los más numerosos que permitía a multitud de mujeres un medio de subsistencia, que por cierto era bastante precario.
Con la expansión urbana de la segunda mitad del siglo XIX, que tuvo como acicate el Anteproyecto de Ensanche de 1857, en los alrededores del Puente de Segovia y en ambas márgenes del río se fue formando el nuevo barrio del Puente de Segovia
Muchos años más tarde, en 1960, fue reformado para dar cabida a la carretera de circunvalación M-30, por lo que perdió parte de su fisonomía.

BIBLIOGRAFIA CONSULTADA:
Guía básica de arquitectura de Madrid
Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid Comisión de Patrimonio Arquitectónico y Urbanismo
Editor:Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid
Madrid : guía de arquitectura
Editor: Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid
Fecha de pub: 1992
BASE DE DATOS:
GROVE ART ONLINE
Herrera was active as a bridge designer. The monumental Puente de Segovia, at the south-east entrance to Madrid, was designed in the late 1570s and built by Juan de Nates ( fl 1572–1613) by 1588; its magnificent esplanade was later built over. Herrera also designed two bridges over the Guadarrama River: a small one (1582–3) near Galapagar, on a route from Madrid to the Escorial, and a larger structure ( c. 1590) near Brunete. These served as models for others near the Escorial (some, perhaps, also to his design) and at Segovia, possibly designed by Francisco de Mora (i). Herrera may also have influenced the rebuilding of the Puente Mayor (destr.) at Valladolid, which was undertaken by Juan de Nates in 1584.

ISOC
Autores: BUSTAMANTE GARCIA, AGUSTIN
Título: EN TORNO A JUAN DE HERRERA Y LA ARQUITECTURA
Revista: Boletín del Seminario de Estudios de Arte y Arqueología
-9573HERRERA, JUAN DE; Puente de Segovia
Núm. Registro: 358094
Título: EL ENTORNO DEL PUENTE DE SEGOVIA EN LA EPOCA DE FELIPE II Y LAS INNOVACIONES QUE SE PRODUJERON POSTERIORMENTE
ISSN: 0034-8619
Revista: Revista de obras públicas
Notas: PLANOS, RESUMEN
Resumen: El artículo plantea un análisis sobre la situación urbanística de la zona del puente de Segovia de Madrid durante el reinado de Felipe II, y algunas de las reformas que se llevaron a cabo en siglos posteriores. Trata con ello de acercarnos a la realidad que presentaba dicho enclave topográfico, revisando a través de fuentes documentales las causas que originaron la construcción del puente de Segovia, el tipo de construcciones o edificaciones que existían y su pertenencia, examinando la utilización, propiedad, situación y denominación de las tierras de este entorno.
FOTOGRAFIAS:
CONSULTA DE DATOS:
www.mcu.es/legislacion/patri
www.juridicas.com/base_datos/Admin
www.boe.es/
www.aranzadi.es
SITUACIÓN: sobre el río Manzanares y la Av. Manzanares; entre la calle Segovia y la Glorieta del puente de Segovia.

AUTORES: Gaspar de Vega 1574 y Juan de Herrera 1577.

ENCUADRE HISTÓRICO: Felipe II encarga la construcción de un puente para permitir los accesos a la ciudad q venían realizándose por esa zona desde el siglo XIV. Se encarga al Maestro Mayor de Obras, Gaspar de Vega, y a su muerte con los cimientos construidos se hace cargo Juan de Herrera, proyectando el primer puente moderno.

SISTEMA CONSTRUCTIVO: consta de nueve ojos con arcos de medio punto almohadillados.

MATERIALES PRINCIPALES: Piedra y el remate de granito

INTERVENCIONES POSTERIORES: José del Olmo y Juan Ruiz de Heredia se encargan de la primera reparación en 1682, Juan de Pineda segunda intervención en 1696, Pedro de Ribera se encarga de la tercera y cuarta reparación. Vicente Olmos realiza el ensanchamiento y Jaime Pérez-Aciego Mendoza, José A. Quesada Hidalgo de Caviedes y Leonardo Fernández Troyano se encargan de la remodelación del entorno desde 1985 a 1987 debido al nuevo trazado de la m-30.

SITUACIÓN LEGAL: Catalogado como monumento desde 1996.
Monumentos: los que constituyen realizaciones arquitectónicas o de ingeniería, u obras de escultura colosal siempre que tengan interés histórico, artístico, científico o social.